El Exito
El Exito

March 5th, 2015
Acres de diamantes

image

La fortuna que comenzó con 63 centavos

Permítanme aludir a otro caso que demuestra que la falta de capital no es mas que un mito. AlexanderTurney Stewart, quien en su época llegó a ser considerado el hombre más rico en los Estados Unidos,era un muchacho pobre cuando se aventuró por primera vez en el mundo de los negocios. [A. T. Stewart nació en la pequeña población de Lisburn, en Irlanda, y emigró a los Estados Unidos en 1823 para radicarse en la ciudad de Nueva York. Llegó a convertirse en un genio de los negocios, cuyos ingresos
anuales para 1869, eran del orden del millón de dólares anuales]

Sin embargo, A. T. Stewart tenía sólo $1.50 a su favor cuando empezó a trabajar. En su primer negocio perdió 87 centavos, porque compró agujas, hilos y botones para revenderlos, sin preocuparse de si la gente los quería o no. Y esta es una gran lección que puedes aplicar en cualquier momento. Él simplemente no sabía qué era lo que la gente necesitaba, por tanto, compró algo que ellos no requerían y perdió su inversión.

A. T. Stewart aprendió una gran lección de negocios.“Nunca volveré a comprar nada más hasta que primero no descubra que es lo que la gente quiere. Sólo entonces decidiré que mercadería comprar”, dijo. Entonces, se puso averiguar qué era lo que la gente precisaba. Una vez que lo descubrió, invirtió sus 63 centavos en productos que la gente necesitaba y comenzó a suplir aquello que estaba en demanda.

¿Cuándo es que los comerciantes y vendedores van a aprender esta lección? ¿Cuándo aprenderán que ellos deben conocer las necesidades siempre cambiantes del ser humano, para así tener éxito en la vida? Aprópiate de las necesidades reales de las personas, y no sólo tendrás éxito sino que habrás ayudado a mejorar ese pedacito de tierra que te ha tocado en suerte, y con ello crearás vida.

No me interesa cuál sea tu profesión u ocupación en la vida; no importa si eres abogado, empresario, doctor, ama de casa, profesora o cualquier otra cosa a la que te dediques, el principio siempre es el mismo. Debemos primero saber qué es lo que el mundo necesita y entonces sí podremos dedicarnos a satisfacer dicha necesidad, y el éxito será casi seguro.

¿A qué se debe que un comerciante aventaje a otro? ¿Por qué un fabricante vende más que otro? Sencillamente se debe a que uno de ellos ha descubierto lo que la gente desea, de manera que no gasta su dinero en cosas que no se necesitan. A. T. Stewart dijo: “no voy a comprar cosas que la gente no quiere. Me interesa ver por la gente y servirle a ésta de la mejor manera”. Y entonces siguió ese plan hasta que amasó una fortuna de 40 millones de dólares.

No interesa cuál sea nuestra profesión u ocupación en la vida. Primero debemos saber qué es lo que el mundo necesita y entonces sí podremos dedicarnos a satisfacer dicha necesidad, y el éxito será casi seguro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *