El Exito
El Exito

December 13th, 2016
NAVIDAD, DE MÍ PARA MÍ

image

Por www.zonai.com 

Con este título no intento ser ni egoísta, ni egocéntrica, ni individualista o que se pretenda imaginar que no quiero pensar en los demás. No, es que quiero pensar en mí, y a eso te invito, a que en este principio de fiesta navideña pienses en qué quieres y cómo lo vas a lograr.

Lo primero que te sugiero prepares es una lista de todos tus logros. Aquéllas conductas y actitudes que superaste durante este año y que posiblemente todavía no has celebrado o reconocido como grandiosas y maravillosas.

Prepara la lista de lo que todavía queda pendiente. Aquello que te sigue ´sacando´ de tiempo y espacio y peor aún de tu centro. Con el mismo entusiasmo y énfasis trabájalo desde la esencia de tu ser.

Reconociendo, con la lista anterior, que eres capaz de lograr todo lo que te propongas. Entre ello, salir de esa relación disfuncional, de ese empleo que te amarga y quizás hasta entender que es momento de iniciar esa actividad que vienes posponiendo hace demasiado tiempo. Otra vez, al lado de la idea o deseo, escribe la acción asertiva que debes emprender para lograrlo.

Te sugiero que anotes más de una opción por si en el camino te das cuenta de que no es tal cual esperabas y tienes que cambiar el rumbo.

Prepara ahora tu lista de recompensas, tus premios, lo que te vas a proponer hacer esta navidad, de ti para ti con mucho cariño: una cena de sushi en tu hogar al lado del árbol de navidad mientras disfrutas de un musical por televisión.

Ahora, inicia tu lista de to do list, es decir, los asuntos pendientes que tienes, o mejor dicho, debes resolver para tu paz mental y espiritual. Ello incluye conversaciones pendientes con aquellas personas que una vez fueron bien importantes en tu vida, los grandes maestros, quiénes todavía no saben que a pesar de tanto dolor la recompensa fue el gran aprendizaje de ti para ti. Por tanto, comparte cuán edificantes fueron en tu vida y dale las gracias.

Quítate esa energía negativa de tu mente y tu corazón para que finalices el 2016 livianito, sin cargar más de la cuenta o por más tiempo. Así, también dale espacio a ese gran sueño que tanto anhela tu corazón y empieza a tratar de acercarte a él. Ya sea esos estudios que siempre andas posponiendo, un ascenso, una mejor relación con tu pareja y tu familia, aprender a bailar salsa, cantar, tocar un instrumento, empezar o desarrollar más tu negocio, en fin, eso, justo eso que siempre está en el fondo de tu corazón y que lo sigues postergando día tras día. Al menos establece un plan de acción y que el primer paso sea averiguar todo lo que requiere hacerse para lograrlo. Quizás, cuando hagas esta parte de la tarea te des cuenta de que no es tan difícil nada o de que ya no te interesa eso del todo y ahora te motiva, te mueve, otra cosa. Pero, por favor, no lo dejes como un asunto pendiente. Sencillamente, resuélvelo.

Y eso me lleva a que te prometas a ti mismo que de ahora en adelante saldrás de tu zona cómoda y empezarás a hacer lo indecible para lograr tus ideales. Que jamás te volverás a conformar si en el fondo de tu ser esa vocecita te sigue diciendo que ´esto no es, no tengo necesidad de esto, desearía experimentar algo totalmente diferente´. Por favor, escúchala, muévete, cambia, modifica. No es tan malo … Al principio, cuando iniciamos un plan de modificación de conducta siempre le digo a las personas que posiblemente dolerá un poquito más, pero que jamás va a doler más de lo que ya ha dolido.

Además, la gran ventaja es que ese dolor ya no volverá a tu vida de la misma forma porque, inevitablemente, tu cambias. Tu pensamiento se transforma y ya jamás volverás a interpretar las cosas desde la misma perspectiva. Y eso es lo mejor que tiene el proceso, que quién lo empieza no será quién lo termina en términos de que al hacer tu trabajo verás la gran diferencia en tu ser.

Ese debe ser tu mejor regalo en esta Navidad, no seguir posponiendo ni tolerando lo intolerable. Por el contrario, y tal cual siempre te digo, es hora de hacer de lo ordinario lo extraordinario, y eso significa dejar atrás todo lo que no constituye tu mundo de calidad total. Por tanto y por favor, no esperes más. Que ese sea tu mejor regalo esta Navidad, total que es de ti para ti con mucho cariño…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *