El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades estima que una tercera parte de los americanos que tienen 50 años o más, llevan una vida sedentaria. Además, luego de los 30 años el cuerpo comienza a perder un 10 por ciento de la masa muscular cada década.

Hacer ejercicios es el mejor remedio para mantenerse flexible, fuerte y en forma a medida que van pasando los años. Un estudio realizado en la Universidad de Nevada, por el doctor Lawrence Golding, comprobó estos resultados. Golding comenzó evaluando a 20 hombres, con una edad promedio de 40 años, que comenzaron a realizar ejercicios cinco días a la semana. Dos décadas más tarde los participantes no presentaron ninguno de los cambios físicos que se atribuyen al envejecimiento, como es la flexibilidad, la fuerza y el padecimiento de enfermedades del corazón.  

El estudio se basó en la observación de hombres, debido a que gran parte de las mujeres que decidieron participar no terminaron el periodo de evaluación y no tuvo suficiente muestra. Aun así, para Golding el género no hace diferencia, ya que ejercitarse ayuda a la pérdida de grasa, fortalece músculos y reduce la presión arterial, entre otros beneficios independientemente del sexo.  

Actualmente este estudio es el único que ha presentado resultados verdaderamente convincentes sobre el beneficio de los ejercicios para un mejor envejecimiento. Todos los años se continúan inscribiendo participantes, que sienten que no podrán tener una buena condición física como cuando eran jóvenes. Sin embargo, Golding les demuestra lo contrario una vez deciden empezar con la rutina.  

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades estima que una tercera parte de los americanos que tienen 50 años o más, llevan una vida sedentaria. Además, luego de los 30 años el cuerpo comienza a perder un 10 por ciento de la masa muscular cada década. Realizar una rutina de ejercicios, de levantamiento de pesas o simplemente caminar, ayuda a mantener en buena condición la composición de tus huesos.  

El empleo terapéutico de la planta del cannabis (marihuana) puede aliviar significativamente los síntomas de la artritis reumatoide, según un estudio que publicó la revista ´Rheumatology´. El uso médico de la droga disminuye el dolor de las articulaciones aunque el paciente esté en movimiento o en reposo. También, ayuda a mejorar la calidad del sueño y alivia los síntomas de la inflamación.  

Expertos en enfermedades reumáticas, junto con la Universidad de Bath, en Inglaterra, realizaron un experimento con 56 pacientes para determinar los efectos del uso de la planta. A 31 de éstos se les administró Savitex, nombre de la medicina fabricada con el cannabis, mientras que a 27 les dieron un placebo. Savitex emplea dos componentes clave extraídos del cannabis y con propiedades antiinflamatorias -Tetrahydrocannabinol (THC) y Cannabidiol (CBD).  

La prueba duró 49 días y tuvo resultados significativos en quienes tomaron el medicamento. ´Los resultados del primer estudio controlado son alentadores, con mejoras generales del dolor en movimiento y en reposo, mejora en la calidad del sueño y mejoras en las condiciones generales de la artritis del paciente´, señaló el doctor Ronald Jubb, especialista del Hospital Universitario de Birmingham.

Sólo ocho de los pacientes en el estudio sufrieron un mareo mayor, pero ninguno tuvo que abandonar las pruebas. Aun así, existe ´la necesidad de una investigación más detallada para ver exactamente cuál es la aplicación óptima de Savitex con los mínimos efectos secundarios´, concluyó Jubb.  

Fuente: www.zonai.com

Libro recomendado: El onceavo elemento