Nada en el mundo reemplaza la persistencia. El talento no;  pues nada es más común que fracasados con gran talento. El genio no; ya que la falta de reconocimiento a la genialidad es casi proverbial…Calvin Coolidge

La persistencia es la cualidad de hierro del carácter. Es al carácter del hombre lo que el carbón es al acero. Es una cualidad que va de la mano con todos los grandes éxitos de la vida.  

Uno de los grandes secretos del éxito es programar su mente subconsciente para la persistencia, antes de que lleguen las cosas que lo puedan hacer retroceder y desilusionarse de su misión personal o de sus metas. Resuelva con anticipación que nunca se rendirá, sin importar lo que pase.  

Cuando usted está acongojado con un problema o una dificultad, no tiene tiempo suficiente para desarrollar la persistencia y la determinación necesarias. Pero, si planea con anticipación para los altibajos inevitables de la vida, cuando estos lleguen, estará psicológicamente preparado para enfrentarlos con decisión y valentía.  

El coraje para persistir frente a la adversidad y la desilusión, es la cualidad responsable de  un mayor número de triunfos y fortunas. Su atributo personal más grande puede ser su voluntad y decisión de mantenerse al frente de cualquier empresa o aventura que decida emprender, mucho más tiempo del que cualquier otra persona estaría dispuesta a hacerlo. De hecho, la persistencia es la verdadera medida de su creencia en sí mismo y su habilidad para triunfar.   

Recuerde que toda la vida es una prueba. Para que usted triunfe debe pasar la “prueba de la persistencia.” Ésta es un examen de su capacidad para evitar doblegarse ante las dificultades que la vida pueda presentarle. Puede presentársele en cualquier momento, cuando menos la  espera y donde menos piensa. Usted toma la prueba de la persistencia cada vez que es confrontado por una dificultad inesperada, la desilusión, las caídas, el fracaso o una crisis en la vida. Es aquí cuando puede mostrar de qué está hecho usted realmente.  

Epícteto, el filósofo romano, escribió alguna vez que: “Las circunstancias no hacen al hombre. Ellas, solamente lo revelan a él ante sí mismo.”  

Las caídas y las crisis son inevitables en su vida. Si usted se está moviendo hacia la realización de sus objetivos es muy posible que enfrente crisis con cierta frecuencia. En el intermedio de estas crisis inevitables habrá una sucesión continua de problemas y dificultades. Entre más cosas intente, más grandes serán sus metas, más decidido estará usted a hacerse millonario, y por lo tanto, experimentará más problemas y crisis.  

Lo único que usted puede controlar es cómo responde a estas dificultades y caídas. Cada vez que lo hace de manera positiva y constructiva, se vuelve más fuerte, mejor y más capaz de manejar el siguiente problema o crisis que aparezca. Eventualmente, usted llega a un punto en la vida en que es absolutamente imparable.  

Usted se convertirá en una fuerza de la naturaleza; en el tipo de persona que nunca se rinde, sin importar cuál sea la dificultad o el obstáculo que se interponga en su camino; siempre encontrará la manera de pasar sobre éste, debajo de éste, alrededor de éste o a través de éste.  

Fuente: Brian Tracy
Fuente: www.elexito.com

LIBRO RECOMENDADO: Un año para cambiar el chip