El Exito
El Exito

febrero 24th, 2014
Simplemente… Sonría

image

¿Ha notado que cuando sonríe suele tener un efecto de réplica en los demás? No es de extrañar que si usted sonríe, los demás le devuelvan una sonrisa en reciprocidad.

Una sonrisa refleja que usted está complacido con la vida que lleva. Por tanto, es fácil imaginar que su compromiso con el transcurrir por este mundo es: total. ¿Usted pensaría lo peor de alguien que sonríe? Lo más lógico es suponer que en el alma de esa persona se producen cosas mágicas y maravillosas.

Es coherente imaginar lo mejor de alguien que sonríe. Fácilmente supones que quien sonríe ve el mundo de una manera agradable porque es capaz de brindar algo hermoso de sí mismo.

Se afirma incluso que en el acto de la sonrisa están involucrados muchos músculos y que al sonreír hay un desgaste calórico considerable. Entonces, por simple salud: sonría.

Una sonrisa abre muchas puertas. La comunicación por alguna razón se vuelve más espontánea y sencilla. No sonría como un acto entrenado y rígido. Hágalo porque le hace la vida más amable y de verdad le nace de corazón. Además si lo vuelve una práctica cotidiana, cada vez le será más fácil.

Suponga que recibe a sus empleados con calidez y una agradable sonrisa al comenzar el día. ¿Le gustaría que lo recibieran de ese modo? ¿No haría usted su trabajo con un gusto enorme y complacido? ¿No haría usted su labor con alegría y un mayor grado de compromiso?
Sonreír genera endorfinas, las cuales se originan, debido a los neurotransmisores que actúan al ser ejecutados los movimientos de los músculos de la cara involucrados en la sonrisa. Al aumentar las endorfinas se disminuyen los niveles de cortisol, lo cual implica que estaremos menos tristes, irascibles y tendremos un mejor ánimo.

Imagine que está vinculando nuevo personal a su equipo. ¿No le agradaría contratar a una persona que sabe sonreír con amplitud en el momento adecuado? Ahora visualice a esa persona como parte de su equipo de colaboradores. Tenga la seguridad de que será una persona que haga un ambiente de trabajo positivo y agradable.

Hay cosas inimaginables que se comunican con una simple sonrisa. Por ejemplo: expreso empatía, sintonía, apoyo, solidaridad. ¡Qué agradable puede resultar trabajar con alguien que otorgue una sonrisa!

Ahora, es incalculable el valor de sonreír a un cliente. Una sonrisa hace sentir a una persona bien atendida. Una sonrisa es un agente multiplicador de personas que entran a mi negocio porque simplemente están a gusto. Una sonrisa hace sentir a la gente bienvenida, acogida, perciben que hay calor humano a su alrededor.

La sonrisa es el gesto más hermoso que puede tener un ser humano. Revela el amor que sentimos por nosotros mismos y por los demás. Muestra que ante la vida nos sentimos totalmente comprometidos. Entonces optemos por ese rasgo tan bello que nos hace la existencia más amable. Mirémonos al espejo y comencemos por regalarnos a nosotros mismos una hermosa y sincera sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *